Mucho antes de que se pensara en este Club de Campo, las tierras que lo forman estaban bautizadas “Mapuche”.

El Sr. Hortensio Benegas Indart, era un viejo residente de la zona que contaba entre sus bienes inmuebles con estas tierras. Como era una persona de recursos, tenía la costumbre de realizar prolongados viajes dentro del territorio nacional. En uno de ellos, se interna en la zona patagónica y allí conoce a una bella aborigen de una tribu Mapuche, la cual llama su atención y sin saber siquiera su nombre, decide seguir con su gira. Con el tiempo y mientras duraba su recorrido, percibió que algo había ocurrido con sus sentimientos en relación a esa india, decide entonces, regresar para volver a encontrarse con ella, pero por infortunios del destino, ella había partido como la nómade que era. Es a raíz de ese desencuentro, que al volver a sus tierras en Pilar, decide bautizar la estanzuela con el nombre de “Mapuche” en homenaje al recuerdo de un encuentro furtivo que sin dudas había cautivado su corazón.

Años después, en 1960, un grupo de amigos imagina la creación de lo que luego, en el primer momento, se denominó Centro Urbano Privado. Este predio contaba en un principio con 120 has., pero como consecuencia de la traza de la Panamericana se le expropia 8,7 has., originando así, la separación de 14 has. que quedan aisladas del resto. Esto provoca un replanteo de la idea original y proceden a la venta de esas 14 Has. Lo que da origen al nacimiento a la Asociación Civil Country Club Mapuche, el 7 de agosto de 1971.